Ed Yardeni e1525958722675

El Dr. Ed Yardeni es una de las principales voces de LinkedIn en economía y finanzas. Colaborador habitual de los principales medios internacionales, actualmente dirige Yardeni Research una firma de consultoría que ofrece estrategias de inversión global, análisis y recomendaciones a clientes institucionales. Es autor de los libros “Predicting the Markets: A Professional Autobiography” y “Fed Watching for Fun & Profit”.
Dr. Ed Yardeni / Yardeni Research

 

Un nuevo método de impresión 3D puede crear productos flexibles, incluso para uso en robótica. Según investigadores de ETH Zurich, una universidad suiza, se pueden construir manos robóticas y órganos artificiales similares a los humanos utilizando este nuevo método; MIT; e Inkbit, una nueva empresa nacida del MIT.

La impresión de inyección de tinta 3D tradicional utiliza un material que se seca rápidamente y luego se raspa para eliminar cualquier imperfección antes de depositar la siguiente capa de material. El producto final es rígido y eso no es útil cuando se trata de desarrollar algo como una mano robótica.

Inkbit desarrolló el nuevo método de impresión 3D, llamado tecnología de “chorro controlado por visión” (VCJ). En lugar de eliminar las imperfecciones, la impresora incluye “un sistema de escaneo por visión por computadora 3D habilitado por IA” que verifica visualmente el artículo que se está produciendo en busca de imperfecciones. Cuando detecta una imperfección, la máquina calcula cómo se debe depositar la siguiente capa de material para corregir la imperfección. “Esto significa que en lugar de suavizar las capas irregulares, la nueva tecnología simplemente tiene en cuenta las irregularidades al imprimir la siguiente capa“, se publicó en un artículo del 15 de noviembre en el sitio web de ETH Zurich.

La nueva impresora no necesita utilizar materiales de secado rápido al construir un objeto porque no es necesario rasparlo. VCJ puede utilizar polímeros de secado lento que son más flexibles, lo que aumenta drásticamente los tipos de objetos que se pueden imprimir en 3D. El nuevo método también permite imprimir elementos duros y blandos en un objeto simultáneamente. Los investigadores utilizaron el nuevo método de impresión para crear una mano robótica impresa en 3D, con huesos, ligamentos y tendones, cada uno de ellos hecho de diferentes materiales. Los materiales de secado lento que se utilizan en la mano permiten que ésta se doble al agarrar un objeto y luego se desenrolle, volviendo a su forma original. Aquí hay un video que explica y demuestra la tecnología.

La capacidad de imprimir utilizando diferentes materiales ha hecho que el proceso de ensamblaje sea menos “práctico”: ningún ser humano necesita ensamblar las distintas piezas de la mano artificial. Más detalles sobre la mano y otros productos construidos con VCJ, incluido un robot andante y una bomba que imita un corazón, aparecen en un estudio del 15 de noviembre en Nature.