El nivel de optimismo en el mercado de valores se ha elevado a niveles ridículos. No he visto nada igual desde el techo de mercado de 2007. Echemos un vistazo a algunos ejemplos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *