Captura de pantalla 2021 10 15 a las 7.58.52

Ensemble Capital es una firma de inversión ubicada en Burlingame, CA, a medio camino entre San Francisco y Silicon Valley. Creada en 1997. Gestiona actualmente 1,64 mil millones de dólares aproximadamente.
Ensemble / ensemblecapital.com

 

Hace unos años, mi esposa y yo visitamos el precioso Muir Woods en las afueras de San Francisco. Entrar en una arboleda de secuoyas de más de 200 pies de altura es una vista impresionante.

Además de un clima muy agradable, una de las formas en que las secuoyas costeras pueden crecer hasta el cielo es que tienen UN QUÍMICO RESISTENTE AL FUEGO en su corteza. Si bien este superpoder no elimina el riesgo de destrucción, la resistencia al fuego permite que un alto porcentaje de secuoyas resistan los incendios naturales que destruyen la maleza en el suelo del bosque. A su vez, se benefician de más luz solar y más espacio para crecer.

IMG 5548 scaled

foto del autor

Ya sea en la naturaleza o en los negocios, el crecimiento genera complejidad y la complejidad frena el crecimiento. En algún momento, la complejidad se convierte en yesca para un impacto externo, o crisis, que alimenta la destrucción que, a su vez, es la génesis de la próxima fase de crecimiento del ecosistema.

Una crisis es indiscriminada en el manejo de daños. Todas las partes del ecosistema se ven afectadas. Sin embargo, aquellas partes que sobreviven a la crisis están en un mejor lugar para capitalizar la próxima fase de crecimiento.

Nos propusimos invertir solo en empresas verdaderamente sobresalientes porque creemos que, al igual que las secuoyas costeras, poseen ciertos atributos de resiliencia que las ayudan a resistir y fortalecerse durante las crisis.

¿Cuáles son algunos de estos atributos?

  • Foso. Lo que una ventaja competitiva duradera proporciona en última instancia a una empresa es el tiempo. Tiempo de desarrollar nuevos productos, tiempo de corregir errores. Las empresas que en cambio están en “campo abierto” sólo pueden actuar y no pueden darse el lujo de poder reaccionar. Durante una crisis, tener tiempo para reaccionar de manera reflexiva y estratégica se convierte en un activo más valioso que en la fase de crecimiento, donde la acción es más preciada.
  • Relevancia. Si está entregando un producto o servicio que RESUELVE LA NECESIDAD DE UN CLIENTE el día antes de una crisis, es muy poco probable que las necesidades del cliente cambien el día después de una crisis. Es cierto que el cliente puede necesitar menos de un producto durante una crisis, pero LOS PRODUCTOS RELEVANTES siguen siendo lo más importante y no se eliminan fácilmente.
  • Valor de las partes interesadas. Los proveedores, clientes, empleados y otras partes interesadas están más dispuestos a hacer sacrificios para apoyar a las empresas en crisis cuando se han sentido respetados y apoyados por la empresa durante mucho tiempo.

Exigimos estos atributos y más de nuestras empresas porque, como inversores a largo plazo que buscan mantener grandes negocios durante largos períodos de tiempo, somos conscientes de que la crisis es inevitable en algún momento durante nuestros períodos de tenencia. Lo último que queremos hacer en medio de una crisis es preguntarnos si debemos cambiar de caballo en medio de la corriente.

Durante marzo de 2020, cuando se hizo evidente que la crisis se avecinaba debido a la COVID, nuestro equipo hizo una prueba de estrés a cada una de nuestras empresas para ver cómo les iría en escenarios que parecían insondables una semana antes. Llegamos a la conclusión de que confiábamos en la capacidad de todas nuestras empresas para luchar contra los confinamientos de diversa duración y gravedad.

Sin duda, todas nuestras empresas se vieron afectadas negativamente por los bloqueos del COVID hasta cierto punto (Booking tuvo ingresos negativos en abril de 2020 debido a cancelaciones de viajes), pero creemos que todas salieron fortalecidas mientras que algunos de sus competidores más débiles fracasaron.

La crisis a la que nos enfrentamos hoy, a saber, el PÁNICO DE LA ESTANFLACIÓN en medio del aumento de los precios del petróleo, la inflación y el conflicto geopolítico, es diferente a la de marzo de 2020, pero creemos que pondrá a prueba de manera similar la capacidad de recuperación de todas las empresas globales. Una vez más, nuestra confianza se ve reforzada por las empresas de alta calidad que tenemos en cartera.

Durante la presentación de resultados del cuarto trimestre de Home Depot, el director de operaciones, Edward Decker, comentó por qué cree que la empresa resistirá en este entorno, que, por cierto, casi se alinea exactamente con los atributos de resiliencia que mencioné anteriormente:

“Tenemos una base sólida y claras ventajas competitivas. Primero, como mencioné anteriormente, nuestra cultura y valores únicos, así como nuestros asociados, seguirán siendo un diferenciador competitivo. En segundo lugar, nuestras tiendas son el centro de nuestro negocio y siempre serán importantes en el futuro del comercio minorista de mejoras para el hogar. Tenemos una presencia inmobiliaria de primer nivel que brinda comodidad al cliente.

Tercero, creemos que tenemos las marcas y los productos más relevantes y estamos impulsando continuamente la innovación en el mercado. Cuarto, tenemos la mejor cadena de suministro de su clase y hemos demostrado nuestra capacidad para operar con agilidad y navegar en cualquier entorno. Y finalmente, hemos mejorado constantemente la experiencia de compra interconectada a medida que nuestros clientes combinan cada vez más los mundos físico y digital para sus proyectos”.

Foso, relevancia, valor para los interesados.

Creemos que el mercado ha castigado indiscriminadamente a las acciones con múltiplos altos, cuestionando las valoraciones del grupo debido a las preocupaciones de estanflación. Y en términos generales, el mercado tiene razón al cuestionar las valoraciones de muchas empresas. Probablemente descubriremos que muchas empresas que fueron apuntaladas por una era de baja inflación y capital abundante y barato no merecían sus múltiplos.

Pero las empresas premium como las que poseemos tienden MERECIDAMENTE a cotizar con una prima en comparación con la empresa promedio. Sin embargo, algunos de ellos han sido tirados con el agua del baño en los últimos meses.

Nuestro objetivo es ser dueños de negocios excepcionales en los que, mirando hacia atrás, podríamos haber pagado mucho más que el precio de mercado, incluso cuando las acciones parecían caras en múltiplos, y aun así salir adelante con buenos rendimientos.

Para generar tales retornos, nuestras empresas deben ser capaces de sobrevivir a varias crisis y fortalecerse en el otro lado. Creemos que cada uno de ellos posee los factores de resiliencia necesarios para hacer precisamente eso.