Todos hemos jugado alguna vez al juego de la cuerda. Dos equipos tirando hacia sí para arrastrar al oponente hacia el otro lado de la linea trazada en el medio. Obviamente para que haya juego las fuerzas de los equipos tienen que estar equilibradas. Nos nos imaginamos 100 personas tirando de un lado frente al equipo rival formado por a penas 10 personas. Y es que no es lo mismo que 100 personas tiren a la vez que simplemente lo hagan 10. ¿verdad? Pues parece que cuando operamos no solemos tener esto en cuenta. Déjame que te cuente y así de paso te presento el sistema que ayer presenté en la serie de seminarios que estoy haciendo con XTB. Estáte atento para no perderte el próximo el miércoles que viene.

Ya sabemos que aun soporte o resistencia son zonas en la que los operadores suelen recordar a qué precio compraron o vendieron. De hecho, por ejemplo en el caso de los movimientos en pull back, son los vendedores que se quedaron enganchados en esta posición, al romper la resistencia, los que después de ver como su posición se hundía en pérdidas mientras el precio se iba al cielo y ahora después de caer el precio y tener de nuevo su posición en el punto de equilibro suelen decidir cerrar sus posiciones, comprando ahora lo que tenían vendido. En esta situación, por eso, el precio experimenta normalmente un rebote en estas zonas.

¿Cuántos participantes te gustaría que tiraran de la cuerda en tu equipo? 10 o 100. Obviamente 100. De tal forma que cuantos más estén comprando más fuerza debería tener el impulso.

Otro ejercicio. Si una zona de soporte nos indica la en qué zona se están posesionando aquellos que tienen una visión optimista del mercado ¿cuántos compradores te gustaría que estuvieran participado en esta zona si tuvieras la intención de comprar en ella? ¿10 o 100? De nuevo, obviamente 100.

Algo que vemos tan evidente cuando hablamos en otros términos no siempre lo tenemos tan claro cuando hablamos del mercado. De hecho, el volumen determina normalmente el interés que ha producido el mercado en estas zonas, pudiendo determinar si serán zonas con más o menos importancia.

Los derivados sobre índices como los futuros o CFDs cotizan más tiempo que el mercado en sí. De tal forma que, aun habiendo cerrado el mercado de contado, el índice sigue cotizando. Es en estos momentos cuando se produce un menor volumen. Como podemos ver en cualquier gráfico de un índice cualquiera esto es algo que se repite constantemente. Tomemos como ejemplo el índice DAX, alemán. Mientras que de 9:00 a 17:30 el volumen es mayor, tanto por la mañana antes de que abra el mercado de acciones y desde la apertura del mercado de futuros a las 8:00 el volumen es menor. Además, una vez cerrado el mercado de acciones, a partir de las 17:30, de nuevo el volumen vuelve a caer en picado, siendo un mero seguidor de lo que hace el mercado americano. Por el contrario, si analizamos cualquier índice estadounidense veríamos como sucede esto mismo, pero con su respecto horario. Desde las 15:30 (horario peninsular de España) hasta las 22:00 el volumen es constante mientras que por la mañana, en Europa, el volumen es escaso. Por no decir el volumen que coincide con la sesión asiática, que es prácticamente inexistente a pesar de que los índices americanos siguen cotizando. ¿Conclusión? En los momentos en que los indices no están cotizando en “su horario” el volumen de negociación suele ser muy bajo, por lo que los niveles de soporte, resistencia o máximos y mínimos relevantes tienen menor importancia. Queremos ver tirando 100 personas en lugar de 10. Y en estos momentos a penas hay 10 personas tirando de la cuerda.

Para que entendamos esto un poco mejor. Los gráficos con una determinada temporalidad que se suelen utilizar simplemente nos muestran lo que ha pasado en un determinado marco temporal. Por ejemplo, un gráfico de 5 minutos nos muestra el movimiento que se ha dado en esos 5 minutos. Irremediablemente el gráfico seguirá moviéndose incluso si no se hubieran cruzado operaciones, el precio marcaría un supuesto soporte o resistencia a pesar de que nadie hubiera negociado en esos niveles. ¿podría tener alguna validez ese supuesto soporte o resistencia? Por supuesto que no. Un ejemplo de laboratorio para ilustrar una realidad que se da en cada sesión, un soporte o resistencia o máximo y mínimo sin a penas participantes sirve de poco. Por lo que deberíamos evitar tener estas zonas como referencia cuando hacemos trading

Esto nos sirve para explicar el primer ingrediente para la técnica que hoy te presento. Debemos tener el gráfico de contado del índice que queramos operar, en este caso el DAX. O en cualquier caso solo hacer caso al gráfico que se de mientras el mercado de acciones esté abierto.

Aunque te he hablado de soportes y resistencias, hoy te vengo a hablar de codos. Y ¿qué es eso? podrás preguntarte. Pues ni más ni menos que zonas de máximos y mínimos relevantes o swimgs. Estos son picos que el precio va produciendo en una tendencia, en el caso de una tendencia bajista serán los máximos menores que el precio vaya dibujando y en el caso de una tendencia alcista serán los mínimos mayores. Veamos un ejemplo.

Como podemos ver estas zonas de máximos menores, en el caso de las tendencias bajistas, nos sirven habitualmente como soportes una vez que el precio caiga otra vez hacia ellas, pudiendo buscar zonas de compra. En realidad, como te comentaba ayer miércoles en el seminario que tuvimos a las 18:00, tenemos varias situaciones que nos podrán servir para operar el sistema de los codos, siendo esta que ves en el gráfico la más sencilla, ya que representa un simple pull back. En esta situación lo que podemos entender, como te decía al principio, es que muchos vendedores tienen como referencia el codo. Una vez que el precio supera este nivel ven como su posición se hunde en pérdidas esperando salir de la misma una vez que el precio retrocede al nivel marcado por el codo. Obviamente, la única salida de una posición vendedora es comprar el activo que previamente se vendió, por lo que no es raro ver en estas zonas el esperado rebote del precio. En otro artículo te enseñaré otras configuraciones.

La pregunta es ¿compramos con una orden limitada cuando el precio llegue al nivel marcado por el codo? No. Para eso tenemos que configurar el setup. Ya sabes que estamos analizando el índice DAX en gráficos de 5 minutos, teniendo en cuenta únicamente los codos que el precio vaya dejando en el horario en que el mercado de acciones esté abierto, de 9:00 a 17:30. Los codos que dibuje en otro momento no tendrán validez para nosotros, pudiendo actuar como si no existieran si  observamos el gráfico del futuro o CFD, que nos enseñan un periodo más completo, desde las 8:00 hasta las 22:00.

¿Cuál será la configuración? Para esto utilizaremos gráficos de 1 minuto. Bueno, ya conoces el movimiento en escape. De hecho, la semana pasada cuando te hablé del sistema rocket te mostré una vez más que nuestro setup sería este. Hoy no será así, pero nos servirá para explicarte cual utilizaremos en esta ocasión.

Como puedes ver, el escape es un movimiento el cual no retrocede normalmente más del 38%. Con el setup que necesitamos para el sistema de los codos podremos ver correcciones incluso mayores del 61.8, por lo que aunque el concepto es el mismo, la diferencia notable entre uno y otro es el grado de corrección del movimiento, que con el setup que utilizaremos ahora podrá ser mucho mayor.

¿Dónde colocaremos la entrada y el stop? La entrada estará en la ruptura del máximo previo, colocando el stop debajo del mínimo que formó. No obstante, la regla es que el stop deberá estar por lo menos a una distancia de 4 puntos.

La ganancia media buscaremos siempre que sea mayor a la pérdida media, de esta forma buscaremos objetivos de 2 a 1 o 1,5 a 1 en cualquier caso.

Ayer te mostré los 36 movimientos con posibilidad de realizar operación que se dieron en las ultimas 8 sesiones. Desde el 15 de mayo hasta el 24. De estas 36, como pudiste ver, 3 no dieron entrada, otras 3 tuvimos stop y el resto, 30, fueron operaciones positivas. Hoy te he mostrado solo una configuración posible, de las 4 que hay. Hemos visto qué hacer cuando el precio hace un pull back.

Veamos uno de los movimientos.

Como ves, una vez que se llega el codo previo nos preparamos para realizar la operación. Ahora solo falta esperar al setup.

Veamos otro ejemplo menos bonito de esta semana.

Como ves, en el caso del segundo trade. El precio llega al codo que superó previamente, rebotando en esa zona. Como en ejemplos anteriores, en la parte izquierda tenemos el gráfico de 5 minutos y en la derecha tenemos el gráfico de 1 minuto.

Puedes ver más detalles en el video del seminario de ayer. Otro día te sigo enseñando más detalles de este interesante sistema.

Buen trading.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *